domingo, 16 de diciembre de 2007

Reflexiones sobre Cine

Planteando la misma reflexión que hice frente a los libros, haré una pequeña reseña de lo que vi en cine en estos tres meses en Francia. Este blog, es una ventana que me permite respirar en medio del frío y de un doctorado que avanza con mucha agilidad. Ya contaré el proceso. Ha sido vertiginoso.

En la critica francesa, excelentes comentarios a Paranoid park de Gus Van Sant- el mismo de Elefant-, Le deuxiéme souffle- el segundo soplo- del gran del cine francés Alain Corneau con Daniel Auteuil y Monica Belucci- remake de la misma película de Melville de 1966, l'ennemi intime de Emilio Siri sobre la guerra de los franceses en la independencia argelina, L'assassinat de jesse james de Redford- ojo con la actuación de Casey Affleck-gran talento-, L'heure zéro, una adaptación de una gran novela de Agatha Christie- lo mantiene a uno pegado al argumento,Michael Clayton de Tony Delroy con una buena actuación de George Clooney. Es una película sobre abogados y el poder de la industria de los químicos, al mejor estilo de las novelas de Grisham.

En Noviembre ví la última película de Woody Allen « Le rêve de Cassandre » de Woody , el Forêt de Magari (el bosque de mogari) japonesa de Naomi Kawase, L'homme sans âge de Francis Ford Coppola y la que a mi juicio es la mejor película que he visto en el año De l'autre cote (Al otro lado) del alemán-turco Fatih Akin.

Sobre la de Allen, hay que decir que es una excelente película que, de forma inmediata rememora Match Point no solo porque es filmada en Londres- el nuevo fetiche de Allen-, sino por la intensidad de los diálogos sobre los limites morales que rodean esas discusiones en las cuales se tensionan valores como la amistad y la honestidad con el poder y el dinero. En esta ocasión, Allen cuenta la historia de dos hermanos- Hayley Atwell y Colin Farrel-, éste último en un papel formidable- vean las escenas cuando va a buscar a su hermano, con un aspecto desencajado y el momento del crimen-, que pretenden avanzar en una sociedad que cada día se encuentra más estática. Farrel trabaja en un taller de mecánica, pero es un jugador contumaz, mientras su hermano gerencia con su padre un restaurante. Éste último conoce una actriz-, y de nuevo uno se devuelve a Manhattan y a Match Point-, que pertenece a otra clase social. Hasta que aparece una propuesta que modifica la vida de los dos hermanos por parte de su tío: un crimen. No digo más porque anticipo todo el argumento. La música de la película vale la boleta, especialmente en los momentos de tensión, Allen anticipa una música angustiante, al mejor estilo de Hitchcock y de la línea de las películas de cine negro que le encantan al autor. Lo único que queda claro después de ver la película es que Allen sigue fascinando con esos diálogos inteligentes y especulativos, al tiempo que en esta ocasión Dostoievski es remorado tácitamente a través del papel de Farrel, primero con Alexis Ivanovich del jugador y luego con Raskolnikov de Crimen y castigo.

Sobre el Foret de Mogari hay que decir que es una película bien hecha, con una muy buena fotografía, ciertos fundidos encadenados y una sutileza a toda prueba. La historia cuenta la aventura de un pensionado Shigeky que aventura hacia el bosque con su enfermero Machiko. El camino que toman estas dos personas termina generando unos lazos muy fuertes que permiten lograr un profundo razonamiento, sobre la amistad y el amor. Gran película.

Sobre la película de Coppola, debo decir que me impacto por las múltiples preocupaciones que plantea el director en la película: la muerte, el tiempo, la soledad, la felicidad, el dolor, el conocimiento. Un viaje sin retorno a través de la imaginación de un director que se nota que está en la mejor etapa de su vida. Siempre es bueno que esos maestros que nos han acompañado toda nuestra vida, nos sigan diciendo cosas.

Por último, la mejor película que he visto en Francia, se llama “ De l’autre côté”. Narra una historia compuesta de personajes que entrecruzan sus vidas, sus tiempos, sus espacios y su dolor en medio de tierras tan lejanas, como tan cercanas: Turquía y Alemania. Además un gran homenaje a la sencillez de la vida y, con ello, a la muerte que sobreviene sin condición de nacionalidad, ni espacio, ni tiempo. La gran invitada: Hanna Schygulla, la actriz fetiche del gran Fassbinder en los setenta. La historia cuenta, como digo, varias historias. Un viejo viudo turco-alemán, Ali decide vivir con Yeter, prostituta turca que trabaja en Hamburgo. El hijo de Ali, profesor de literatura alemana se opone. La hija de Yeter, Ayten, vive en Turquía y pertenece a los comandos terroristas de los kurdos. Al ser perseguida por la fuerzas de seguridad, huye a Alemania, sin saber que su mamá ya no existe. Nejat hijo de Ali, procura su búsqueda en Turquía.

En Hamburgo, Ayten se enamora de Lotte, joven alemana, pero en un control de la policia es capturada y deportada. Así se inicia un penoso retorno al no lugar.Los personajes van y vienen, No hay fronteras. Si pueden veánla los cambiará. Una película que ojalá llegue a Colombia porque ese tipo de obras son las que nos hacen salir del teatro felices. Ganadora del premio al mejor escenario en el último Festival de Cannes.

De este mes, quisiera ver Elizabeth; l‘âge de l’or de Shekhar kapur con la gran Cate Blanchett- Babel, El aviador, Notes on scandal, El señor de los Anillos, Verónica Guerin etc-, la última película de Ridley Scott, American Ganster , y una película francesa que brilló en Cannes La Graine et le mulet sobre un padre de familia desempleado que sueña con abrir un restaurante. Les contaré como me parecieron.

Un poco larga la nota, pero eran tres meses de cine.

2 comentarios:

iureamicorum dijo...

Se ven muy bien las peliculas... ojala lleguen a Colombia algun dia, aunque dificil... pero poco a poco se ira globalizando también la cultura... ojala, ya con Internet y YouTube se pueden ver las imagenes de cualquier video o el track de las peliculas destacadas como nos muestras con la alemana - turca... Yo pienso que aqui en Bogotá no es tan desértico la oferta de cine, pero hay que buscarla y estar dispuesto a ir solo... ver cine clubs, festivales de cine (yo he ido a franceses, europeos y coreanos) y también la cinemateca distrital: www.cinematecadistrital.gov.co que pasa diferentes películas de todos los lugares: la próxima semana, por ejemplo un ciclo de cine mexicano contemporáneo...Otro ejemplo de la mini oferta a veces extraña de cine en Bogotá para esta semana: Cinemateca el muro Opera Plaza: 6:00 pm Tripe Oral: Garganta profunda. El diablo en la señorita Jones y Detrás de la puerta verde, que supongo seran de porno suave literario como el ya clásico "garganta profunda. En el Cine Club - Teatro Teusaquillo: Ciclo Truffaut: la piel suave, Jules y Jim y luego Ciclo Rosa (Cine gay) Fucking Amal, Mejor que el Chocolate... ese sin contar otros cines
clandestinos,universitarios y culturales no anunciados en el periódico El Tiempo, como el del MAMBO, Fund. Gilberto Alzate Avendaño, Centro Leon Tolstoi entre otros... Hace algunos años era mucho más fácil encontrar proyectada la "Naranja Mecánica" en algún cine club de Bogotá que en las salas de Europa... el cine -arte de aqui es raro, tal vez viejo pero se encuentra si se bucan...


Una critica a la oferta de cine en Europa es que escasean, al menos en España el cine latinoamericano (Solo yendo a la Casa de América e Madrid se puede ver), puede ser que no sea el mejor pero hay que verlo también en las salas comerciales...

francisco barbosa dijo...

Gracias por el comentario Gonzo. Estoy de acuerdo en Bogotá se puede encontrar algo de cine arte. Pero como dice, es el viejo cine arte de hace 10, 15 o 20 años y no hay diversificación cultural. Pero, bueno llegará, no tengo la menor duda.

Un abrazo,

Francisco