domingo, 20 de abril de 2008

Carter, Sarcozy, OGM y Veil: Entre Francia y Medio Oriente

La semana que termina deja varias noticias que, a mi juicio, ameritan un breve comentario. Debo añadir que no todos los hechos ocurrieron en Francia, sino, por el contrario, hubo un evento ocurrido en Medio Oriente que generó reacciones por parte de los expertos en relaciones internacionales en el mundo.

De lo ocurrido rescato cuatro hechos. El primero, la entrevista del Expresidente de los EEUU, Jimmy Carter con el líder del Hamas en el Cairo (Egipto). La reunión fue vetada por Israel en cabeza de su primer ministro Ehud Olmert y del gobierno de Bush lo que ha generado un gran revuelo entre quienes conocen la sin salida del conflicto en medio oriente. El rechazo por parte de los dos países, deja una reflexión sobre si la exclusión de un interlocutor valido en ese conflicto puede traer una solución a un problema cuyos "inamovibles" son bastantes complejos. Carter es un hombre libre y con la exclusión y el cerramiento israelí, no se desatará un asunto que se inició cuando Naciones Unidas resolvió un problema histórico con una decisión jurídica. En fin, el éxodo del pueblo de Israel de Europa por la guerra, desencadenó el Éxodo del pueblo palestino.

Un segundo hecho a destacar tiene que ver con la encuesta realizada a los franceses sobre la gestión y la popularidad del Presidente Nicolas Sarcozy. El 79 % de las personas interrogadas por el Ifop para el Journal du Dimanche consideraron que el gobierno del Presidente Sarcozy no había mejorado la situación de Francia y de los franceses. En Noviembre del año pasado el número de inconformes era del 59%. A mi juicio esta encuesta refleja la ambivalencia francesa, en la medida de votar por el cambio de modelo, pero al mismo tiempo ansiar los meandros del romanticismo de un Estado que no puede competir adecuadamente en el mundo de hoy. Tal vez, el pecado de Sarcozy ha sido la indebida exposición de su vida privada, sus nociones ambivalentes de identidad y familia, sus contradicciones constantes y, por supuesto, su intromisión en la tarea del primer ministro, Francois Fillon.

El tercer tema de esta semana, es la designación que realizó Sarcozy de Simone Veil - la otrora parlamentaria, ministra de Salud y resistente en la segunda guerra quien impulsó la despenalización del aborto-, como jefe de una comisión para reformar y estudiar el preámbulo de la Constitución de 1958. Esta designación se suma a la multiplicidad de comisiones que se realizan en este país y cuyos resultados son contradictorios, a pesar de ser impulsados por el ejecutivo. No sé, me parece que habrá que seguirle la pista a lo que defina el grupo que preside Veil. En el entretanto, a esperar las recomendaciones de otra de las comisiones- ya pasó la de Jacques Attali- crecimiento de la Economía francesa-, la de Hubert Vedrin- relaciones exteriores y la de- Eduard Balladur- reforma constitucional sobre el sistema político- que definirá el tema de la inmigración en Francia y que se le remitirá al Ministro Brice Hortefaux y al Presidente Nicolás Sarcozy a mediados de junio de este año.

Por último, se destaca la aprobación del proyecto de ley por parte del parlamento sobre les OGM (organismes genetiquement modifieés) con una gran discusión al interior del partido de gobierno entre el Ministro de Ecología, Jean Luc Borloo y su secretaire d'État à l'Écologie , Nathalie Kosciusko-Morizet quien indicó que: "j'en ai marre d'être confrontée à une armée de lâches". "Estoy harta de estar confrontada a un grupo de flojos", haciendo referencia a la falta de claridad en el Parlamento sobre el debate. Luego añadió "J'appelle chacun à prendre ses responsabilités, répond-elle à ceux qui l'ont mise en cause. Il y a un concours de lâcheté et d'inélégance entre Jean-François Copé, qui essaie de détourner l'attention pour masquer ses propres difficultés au sein du groupe, et Jean-Louis Borloo, qui se contente d'assurer le minimum. Si le travail de préparation préalable avait été fait dans le groupe, cela ne se serait pas produit. Ce n'est pas normal qu'il y ait eu si peu de députés de la majorité en séance. Manifestement, Copé n'arrive pas à tenir le groupe. Quant à Jean-Louis [Borloo], j'attends avec impatience qu'il vienne exprimer la parole unique du gouvernement dans l'Hémicycle. Quand il veut, il vient", criticando a su jefe Borloo y al jefe de la bancada en el parlamento, Copé. Ante esto, Sarcozy y Fillon salieron a condenar las expresiones que dio Kosciusko-Morizet, exigiéndole disculpas públicas. Al final del día, la secretaria siguió ahi, como ya había ocurrido con Rama Yade- Secrétaire d'État auprès du ministre des Affaires étrangères, chargée des Affaires étrangères et des Droits de l'Homme por las criticas hechas contra el mismo gobierno al que pertenece ante la recepción al coronel Kaddafi..... Parece que en el Eliseo no se toman decisiones....

No hay comentarios.: