viernes, 1 de agosto de 2008

Columna de Iván Duque: Entre el Agua y los ángeles

En esta ocasión mi amigo Iván plantea dos reflexiones. La primera sobre el agua y la segunda sobre ciertos inversionistas- fantasmas. En cuanto al tema del agua en este blog se han hecho algunas reflexiones sobre el problema de calentamiento global y el derecho a un medio ambiente sano. Creo que el agua es uno de los primeros temas que salta ante la ausencia de una política mundial coherente sobre la materia. Jacques Attali indicaba en su texto "Histoire de l'Avenir" que la lucha por el agua conduce y conducirá a un nuevo orden mundial. Creo en ese punto que el artículo tiene datos interesantes sobre el tema que reafirman esa conclusión.

Sobre el segundo escrito, debo reconocer que no conocía la expresión de inversionistas-angeles", creo que es necesario regular el ingreso de esos capitales dentro de nuestros países por cuanto sin una normatividad sobre el tema, se confundirían con los capitales golondrina.... Si se llega a regular el tema, se podría promover ese tipo de inversión, permitiendo una menor tributación, lo que premiaría al emprendedor. El debate está sobre la mesa....

¿Agua en crisis?


Por: Iván Duque Márquez

"Recientes estudios de Naciones Unidas han alertado sobre el panorama del agua, indicando que para el año 2025, la mitad de los países del mundo pueden sufrir problemas de escasez en cuanto a fuentes potables.

Según la última edición de la revista Scientific American, una de cada seis personas en el mundo tiene problemas de acceso al agua potable. La razón principal obedece a que muchas fuentes se encuentran gravemente amenazadas por desechos industriales y domésticos, fertilizantes, polución en general y a los efectos del cambio climático. Las consecuencias de esta situación son infortunadas, puesto que la desnutrición y la incidencia de enfermedades infecciosas pueden cobrar las vida de millones de personas, muchos de ellos niños.

A esta primera reflexión hay que agregarle, que durante los últimos 100 años, la población mundial se ha triplicado al mismo tiempo que se ha sextuplicado el consumo de agua, debido en gran medida a la demanda por alimentos. Según un reporte elaborado por la FAO y el Instituto Internacional para el Manejo del Agua bajo el título 'Agua para alimentación, agua para la vida', la producción de alimentos absorbe el 70 por ciento de las captaciones del líquido proveniente de acuíferos subterráneos y ríos. Fuera de eso, cerca del 40 por ciento de la alimentación mundial depende de la agricultura de riego, que consume más del 60 por ciento del agua que gasta la humanidad.

La demanda por agua presenta serios desafíos. Aunque se han producido resultados en el manejo de recursos hídricos, son muchos los países que deberán actuar para asegurar un uso más eficiente, esencialmente en el sector agrícola, donde los sistemas de riego desperdician grandes proporciones. De no desarrollarse mejores prácticas para irrigación y seguir con la tendencia actual, el sector deberá duplicar el consumo anual de agua para cubrir la demanda mundial por alimentos durante lo próximos cuarenta años.

Adicionalmente, se requerirán grandes inversiones para atender la creciente demanda urbana. Estudios realizados por Viren Doshi, Gary Schulman, y Daniel Gabaldonla de la firma Booz Allen Hamilton, señalan que mundialmente se deberá invertir cerca de 22 trillones de dólares para el año 2030 en infraestructura de suministro, saneamiento y manejo de recursos hídricos. Esto demandará políticas de Estado de largo plazo, pues la inversión en el sector como porcentaje del PIB se ha reducido en la mayoría de países durante los últimos 20 años.

La insuficiencia del líquido no es una predicción apocalíptica. Más de 1.000 millones de personas viven en zonas de escasez. Fuera de eso, durante las próximas cinco décadas debido al crecimiento demográfico y los cambios en los patrones alimenticios, la demanda por alimentos se duplicará. Si se tiene en cuenta las proyecciones en la demanda global por leche, carne, aceites y cereales la presión por recursos hídricos será feroz. De la misma manera, los biocombustibles también aumentarán en algunas regiones la demanda por el líquido creando una competencia entre irrigación con fines bioenergéticos e irrigación con fines alimentarios.

Para enfrentar la crisis de los alimentos y los efectos del cambio climático es necesario prevenir la crisis del agua. Eso implica mejorar la productividad del líquido con propósitos agrícolas, aumentar la cobertura, fortalecer los mecanismos de regulación ambiental que permitan la protección de las cuencas, exigir mejores estándares industriales para prevenir la contaminación y generar una mayor conciencia social de buen uso.

En definitiva, si la sociedad como un todo no asume la causa y exige acciones coordinadas del Estado, el sector privado y los gobiernos locales, los resultados serán alarmantes, pues estará en riesgo el recurso que Leonardo Da Vinci calificó como "...el vehículo de la naturaleza".


¿Cómo invierten los ángeles?



Una de las figuras que más relevancia ha tomado en el mundo de las inversiones de capital son los 'ángeles'. Se trata de individuos que dispuestos a tomar grandes riesgos, inyectan capital a empresas recién constituidas o por constituirse, con miras a obtener grandes rentabilidades. Aunque parezca extraño, son personas con un talento natural para confiar en la creatividad de empresarios en búsqueda de recursos para edificar sus sueños.

Cualquiera pensaría que este gremio de 'irresponsables' no cuenta con muchos afiliados, pero la evidencia muestra lo contrario. Según el Small Business Administration de los E.U., entidad encargada de la promoción empresarial, existen en ese país cerca de 250 mil 'ángeles', que financian anualmente más de 30 mil empresas.

Algunos estudios especializados muestran que durante el año 2007, estos inversionistas aportaron a empresas emergentes cerca de 26 mil millones de dólares en E.U. De acuerdo al Center for Venture Research, el 27 por ciento de las inversiones realizadas se orientó al sector de tecnología, el 19 por ciento al sector de servicios y equipos en salud, mientras el 12% se orientó al sector de biotecnología.

Como si fuera poco, estos inversionistas representan la principal fuente de capital semilla para el desarrollo empresarial en la principal economía del mundo. ¿Pero quiénes son los 'ángeles'? Según estudios realizados, se trata de personas cercanas a los 50 años, con un capital promedio de 750 mil dólares y un ingreso anual de no menos de 90 mil. Sus aportes de capital varían entre los 20 y los 100 mil dólares, y esperan un retorno anual promedio del 26 por ciento, al momento de invertir. Sin embargo, se trata de seres con una gran pasión por el riesgo, pues una tercera parte de sus inversiones termina en pérdidas.

Los tipos de 'ángeles' también son importantes. Según el Centro de Emprendimiento del MIT (Massachusets Institute of Technology), existen cuatro especies. Los 'Guardianes', quienes aportan dinero y conocimientos tanto gerenciales como del sector en el cual opera la empresa. Los 'Emprendedores', que vienen de otros sectores, pero saben de gestión empresarial. Los 'Operacionales', quienes tienen experiencia sectorial, aunque muy poca en empresas emergentes. Y por último, los 'Financieros', quienes simplemente se dedican a aportar recursos.

La relevancia de los 'ángeles' radica en su vocación de incubar empresas para ser vendidas tanto a fondos de capital de riesgo tradicionales que invierten en empresas ya consolidadas, como a empresas que operan en el mismo sector. En Europa, los 'ángeles' han crecido y sus inversiones ya superan los 1.000 millones de euros por año. En América Latina, el sector es prácticamente inexistente, y solo países como Chile, Uruguay y Costa Rica han emprendido acciones regulatorias que estimulen este tipo de capital.

Hoy en día, gracias a estos individuos, muchos de ellos asociados en fondos, se están desarrollando sectores estratégicos. El famoso capitalista verde, Vinod Khosla, se ha convertido en promotor de empresas, que inclusive en el papel y sin siquiera estar constituidas buscan innovar en combustibles alternativos y eficiencia energética. De otro lado, no hay que olvidar que Google nació entre otros, gracias al aporte semilla de 100 mil dólares, realizado por Andy Bechtolsheim, cofundador de Sun Microsystems.

En lugar de lamentar la ausencia de 'ángeles' en Latinoamérica, hay que invocarlos, y el principal punto de partida está en la legislación tributaria, pues al igual que en otros países, hay que incentivar, al menos durante un tiempo, a quienes estén dispuestos a no desamparar a los emprendedores 'ni de noche ni de día".

1 comentario:

Anónimo dijo...

Interesantes escritos. Creo que el tema del agua va ser fundamental. Debe entenderse este problema con el calentamiento global.

Buen Blog, Claudio,

Santiago (Chile)