viernes, 12 de septiembre de 2008

Corte Constitucional: C-879/08- pequeñas causas y Corte Suprema de Justicia: fuero parlamentario


Por: Francisco Barbosa Delgado

Una decisión de la Corte Constitucional y una información del diario "El tiempo" que tienen relación con la administración de justicia en Colombia me llevan a hacer un par de reflexiones.

La primera es sobre la decisión C-879 de 2008 que declaró inexequible la ley 1153 de 2007, “Por medio de la cual se establece el tratamiento de las pequeñas causas en materia penal”. En esta providencia la Corte con razón declara la inexequibilidad de la ley al aclarar que la Policía Nacional no tiene funciones investigativas dentro del proceso penal y que la Fiscalía General no puede ser sustraída de su competencia de " realizar la investigación de los hechos que revistan las características de un delito”, según lo indica el inciso primero del artículo 250 de la Constitución Política. En igual sentido, la Corte indicó que el juez de las pequeñas causas no puede dirigir las investigación de estas conductas porque de lo contrario" se vulneraría el principio de separación de las funciones de investigación y juzgamiento", que debe observarse en toda causa criminal. La Corte modula su fallo al considerar que "todas las condenas proferidas en aplicación de la Ley 1153 de 2007 quedan en firme, pues no hay lugar a la aplicación del principio de favorabilidad y que los procesos en curso deben ser trasladados a la Fiscalía General de la Nación, para que prosigan su trámite de conformidad con un régimen penal más severo".

La decisión es una consecuencia lógica a la ausencia de conocimiento que existe en el Congreso en tanto se soslayan los límites competenciales de las diferentes instituciones del Estado fijados en la Constitución Política. Sigo creyendo que la doble instancia y la distinción entre investigación y juzgamiento juega un rol esencial en la construcción de una legítima justicia en Colombia.

La segunda reflexión se colige de una información del día de hoy del Diario el Tiempo- 13 de septiembre/2008 en la cual se indica que la Corte Suprema de Justicia modificaría su jurisprudencia con relación al fuero parlamentario. Según la información ofrecida por el diario, la Corte plantearía-luego de la reunión con Luis Moreno Ocampo (Fiscal de la Corte Penal Internacional)-, la imposibilidad de renunciar al fuero parlamentario por parte de los congresistas que sean investigados penalmente, aclarando que aquellos que lo hicieron y cuyos procesos están en la justicia ordinaria, deben retornar a la CSJ para su juzgamiento, si el asunto se encuentra aún en etapa investigativa.

La idea de la CSJ es valida de foma parcial. En primer lugar la CSJ puede modificar su jurisprudencia relativa al fuero parlamentario en tanto que éste tribunal no se encuentra atado a sus fallos y si lo hiciera podría desatarse a través de una carga de argumentación superior a la que sustentó la decisión previa. En este tema no tengo reparo alguno.

En segundo lugar, la decisión de la CSJ tendría que regir para el futuro y no de forma retroactiva por cuanto ya estarían juzgando civiles que ejercieron funciones públicas y a quienes se les aceptó la renuncia del fuero y el traslado del expediente. En este punto, debe entenderse que el debido proceso no es un principio que pueda desvanecerse por el hecho de una posterior postura jurisprudencial de la CSJ.

Es cierto que deben juzgarse a los congresistas que fueron complices o autores de crímenes de lesa humanidad. En este punto, bien la jurisdicción ordinaria o especial deben actuar al unísono, sin contemplaciones. Es el Estado, como un todo, el que será juzgado bien en el Sistema Interamericano de derechos humanos o los miembros que participaron en la denegación de justicia, sean jueces o funcionarios del ejecutivo en la Corte Penal Internacional. No podemos seguir mostrando ante el mundo que lo que existe en Colombia son instituciones que se acomodan a las personas, y no personas que se someten a las instituciones.

No hay comentarios.: