jueves, 30 de octubre de 2008

Francia con Sarcozy retoma su lugar en la comunidad internacional

Por: Francisco Barbosa D

Francia está enfrentando la crisis económica de forma exitosa. En ese sentido, no solo los discursos de Sarkozy han sido importantes en la medida en que han devuelto la confianza a los ciudadanos y al mercado, sino que las acciones tomadas van en la línea justa.

El Gobierno le presentó al Parlamento un proyecto de ley que fue aprobado en tres días, contentivo de dos puntos. Uno, garantizar que no dejaría entrar en bancarrota ninguna institución bancaria francesa por lo que se garantiza un fondo de 40,000 millones de euros y, en segundo lugar, se garantizan los prestamos interbancarios por 320,000 millones de euros que son los que permiten el enrutamiento del sistema financiero. Los recursos en caso de necesitarse se conseguirían vía endeudamiento. La contrapartida es que las instituciones financieras le pagaran al gobierno un costo por la existencia de ese fondo que garantiza el buen funcionamiento de la economía y que devuelve la confianza. En igual sentido, el gobierno inyectará 10,500 millones de euros en los bancos como fondos propios y los bancos se comprometen a otorgar en crédito 65,000 millones de Euros. Todo ello con una contrapartida real: 8% de interés anual por la existencia del fondo de 40,000 millones de euros; 6% sobre el fondo para garantizar los préstamos interbancarios ; y , la cabeza de los directivos bancarios que vuelvan a poner en riesgo la confianza en el sistema financiero. En términos simples, el gobierno francés podrá ganar cerca de 400 millones de euros al año por darle confianza a un mercado que lo requiere.

Ahora bien para profundizar esas medidas, el Gobierno nombró a un alto funcionario para que intervenga en caso de que las empresas no reciban los créditos para su funcionamiento o en caso de que los intereses por prestamos aumenten. Así mismo, se fusionaron dos entidades que pagan el seguro de desempleo y ayudan a los ciudadanos a conseguir empleo- reforma de la ANPE y la ASSEDIC-, se estructurará un sistema de formación profesional más competitivo, se reformará el seguro de desempleo, se reducirán los tiempos para atender a la gente en desempleo permitiéndoles un proceso de formación profesional y una rápida reinserción profesional, se promoverá el contrato de transición profesional, la gestión profesional del trabajo y del desempleo y se liberalizará el domingo como día de trabajo.

En cuanto a la fundamentación de gasto se estableció una comisión para la modificación de la estructura de las “Collectivites Territoriales, dirigida por el ex primer ministro Eduard Balladur”, se suprimirá la taxe profesional- impuesto a los profesionales por parte de esas colectividades-, y se reestructurará del sector hospitalario. Decisiones que acompañan a las medidas económicas que se tomaron el año anterior.

Como se observa, Francia en cabeza de su Presidente Nicolas Sarkozy no solo se ha emplazado como motor de un cambio de modelo económico, exigiendo responsabilidades en este momento de crisis a países como Suiza y Luxemburgo o planteando un liderazgo en la Unión Europea que en total destinó 1,6 billones de euros en los planes de salvamento de sus Estados u organizando foros internacionales en Estados Unidos para plantear una remoción de principios, sino, por el contrario, en un actor que le ha devuelto la confianza al mercado y que ha empezado a tomar medidas para hacer frente a la crisis, sin caer en la demagogia.

La decadencia de una nación, como algunos le atribuyen a Francia se construye en la inacción y en la desidia. Hoy , contrario sensu, lidera varios procesos mundiales, no precisamente por su inercia, sino por sus propuestas.

1 comentario:

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Pacho nada que ver con el post. Pero me encontre con esto que te puede interesar de otro de los ponentes de Venezuela

http://www.declaraciondechapultepec.org/v2/admin/upload/cronologia/Eticadel%20periodismoRelecturaCorr.pdf