jueves, 12 de febrero de 2009

Entre Rosanvallon y Sarcozy: La crisis francesa

En el último número de la revista "Nouvel Observateur" se planteó una nueva discusión sobre si Sarcozy ha enfrentado bien la crisis y si las medidas tomadas son adecuadas para salir de la misma. Gran parte de los análisis son pesimistas. Se le achaca al gobierno que el ciudadano de a pie está perdiendo poder de compra o que el desempleo crece sin cesar. En igual sentido se indica su no disposición al diálogo. Sobre este punto, el profesor de Collegue de France, Pierre Rosanvallon sostiene en la revista de esta semana (No.2310) una crítica contra el actual gobierno, imputando un menosprecio por la discusión y la protesta social. Al final de su nota, indica que el gobierno debe tener presente las mayorías sociales en permanente recomposición. A su análisis debe añadirse, que en el diálogo que se establezca debe permitirse la existencia de la iniciativa, la innovación y el trabajo, evitando su satanización.

Las adquisiciones sociales de este país en los campos de la educación, de la salud y de la cobertura social son indiscutibles y no deben terminar. Lo que no es adquisición social es la inmovilidad de los funcionarios públicos que se sostienen en sus puestos de trabajo, gracias a su paralización y protesta y la absurda concepción de que la idea o la innovación debe ser castigada porque el único que debe tener la iniciativa es el Estado. Si no se modifica esa situación y las reformas impulsadas por Sarcozy fracasan, el país seguirá perdiendo juego en el concierto internacional.

No hay comentarios.: