sábado, 28 de noviembre de 2009

No más insultos de Venezuela y de nuestros vecinos

No entiendo la pasividad interna que genera los insultos proferidos por parte del coronel ex-golpista Hugo Chavez contra el gobierno del Presidente Uribe, contra los colombianos y contra Colombia. Uno puede estar o no estar de acuerdo con el gobierno colombiano sobre muchos temas, pero nuestras instituciones y nuestro país merecen respeto. La pasividad y la falta de unidad en la defensa de nuestro país es espeluznante.

Chavez ha roto los caminos de la decencia. Su país se encuentra en una grave situación interna por desabastecimiento de alimentos, ausencia de electricidad y aumento de la delincuencia. La manera de ensuciarle el rostro a Colombia no tiene presentación alguna. La falta de solidaridad continental antes las amenazas de guerra por parte de Venezuela no tiene explicación.

Unos dirán que las razones son las bases militares,- que en parte existían en Ecuador-, otros que existe un problema interno de Colombia, otros que existe una intención del presidente en quedarse en el poder a través de un referendo. Pueden discutirse los tres puntos, pero justificar las bajezas y tropelías del coronel y de los malsalveros e ignorantes de Correa, Ortega y Morales no tiene presentación.

La falta de unidad colombiana es parte de su historia. Nos duele ser solidarios, nos alegra ver que ofenden al otro. El problema es que nuestra alegría de hoy se puede convertir en nuestras lágrimas de mañana.

3 comentarios:

Gaviota dijo...

El tema es increíblemente complejo Francisco. La postura de Chávez es precisamente la de provocar, y que le den motivos para actuar militarmente. Una respuesta siquiera medianamente agresiva por parte de Colombia, así sea justificada, le dará motivos para armar la guerra que tanto desea. De ahí las razones para la pasividad. El pueblo está indignado (en términos generales) pero es conciente que esta táctica de provocación funcionará si Colombia se deja provocar.

El no tiene realmente mucho que perder, porque ya tiene muy mal a su pueblo, pero nosotros sí, y no vale la pena derramar más sangre simplemente por la obsesión de guerra de Chávez.

Probablemente llegará el momento de contestar, pero por ahora habría que obtener un apoyo internacional que no ha sido claro ni obvio, como cualquier pudiera pensar.

Gaviota dijo...

Otra cosa: El aviso sobre la licencia hay que corregirlo porque sigue con la nota de la licencia 2.5 (que es la que manejo yo), pero la que has escogido es la 2.0.

fbarbosa dijo...

Muchas gracias por la nota. Tienes razón sobre la posición pasiva que debe tenerse frente a Chavez. Creo que la salida es mantenerse en la postura pasiva de Colombia. Sin embargo es muy preocupando el silencio de la región y el juego que se le hace a Chavez. Es díficil tener que soportar esta situación, más aún cuando la dignidad del país es pisoteada por los vecinos como si fuera un deporte latinoamericano,

Te mando un fuerte abrazo,

Francisco

Pd. Cambiaré la nota de la licencia. Gracias