viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz año para los lectores de Margen Cultural que cumplió 3 años

Les deseo a los lectores de este blog un feliz año 2011. Este blog cumplió 3 años este mes. Para mi es un gran placer que existan casi 50,000 entradas. Este tipo de mecanismos han modificado la manera como se vehicula la información.

Los dejo con el resumen del año político en el mundo relizado por el Magazine Le Figaro.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Murió la gran helenista francesa Jacqueline de Romilly

Una de mis referencias frente a la cultura helénica fue la brillante profesora Jacqueline de Romilly. La profesora de Romilly murió hace un par de semanas en Francia a la edad de 97 años. Fue miembro de la Academia Francesa, profesora de Collège de France y conocida en el ámbito académico internacional por sus trabajos sobre la civilización griega. Su tesis doctoral en letras en el año de 1947 se desarrolló sobre la obra de Tucidides. En la extensa lista de obras  que escribió sobre el mundo griego se destacan algunas que me han ayudado a desentrañar ese maravilloso mundo, como: Les Grands Sophistes dans l'Athènes de Périclès, de Fallois, 1988, La Grèce à la découverte de la liberté, de Fallois, 1989, Une certaine idée de la Grèce, de Fallois, 2003 ; LGF, 2006 y La grandeur de l'homme au siècle de Périclès, de Fallois, 2010, entre otros. 

Paz en la tumba a esta intelectual que abandona físicamente el mundo de los vivos, pero nos lega una panoplia de obras sobre Grecia. Los dejo con la emisión que realizó Jean- Pierre Elkabach en Bibliotèque Medicis el 27 de Octubre de 2006 con la Profesora Romilly y con la gran egiptóloga  Christiane Desroches Noblecourt.

jueves, 23 de diciembre de 2010

El sueño del Celta de Mario Vargas Llosa: Una invitación a las profundidades del infierno


El sueño del celta

"Cada uno de nosotros, es sucesivamente, no uno sino muchos. Y estas personalidades sucesivas, que emergen las unas de las otras, suelen ofrecer entre sí los más raros y asombrosos contrastes" José E. Rodó- citado por Mario Vargas Llosa


Terminé de leer la nueva novela del premio Nóbel de literatura Mario Vargas Llosa "El sueño del Celta". El nuevo libro del escritor peruano gira en torno a la vida heroica e idealista del irlandés Roger Casement. El texto se compone de tres partes: El Congo, la Amazonia y Irlanda. Esta clasificación responde a la manera como Casement recorre su vida, manteniendo una inocente concepción ideológica en los tres estadios de su recorrido.

En la primera parte, Casement, como enviado de la corona británica en el Congo, denuncia las atrocidades cometidas por parte de los colonizadores Belgas contra las poblaciones autóctonas en esos territorios. Allá Casement coincidió e inició en ese infierno al escritor Joseph Conrad quien escribió "El corazón de las tinieblas"- un chef d'ouvre"- que, a su vez, fue llevado de forma moderna al cine por Francis Ford Coppola en "Apocalipsis now".

Luego, Vargas Llosa nos introduce a través de una prosa ágil y eficaz al Putumayo peruano denunciando las atrocidades cometidas por la compañía de J.C. Arana contra los aborígenes por la producción de caucho. La tercera parte nos lleva a su inútil empresa de aplicar analógicamente las tropelías observadas en África y América al tratamiento que Inglaterra le acordó a su Irlanda natal. En este punto, no solo se percata la desgracia de Casement,- se detención y sus torpes pasos políticos-, sino que se descifra una inocencia e idealismo, necesaria para la humanidad y contraproducente para nuestro personaje.

El libro nos traslada a estos lugares, siempre manteniéndonos en su detención en Londres en el año de 1916 y permitiéndonos observar a través de una suerte de "flash-backs" su vida a través de sus recuerdos y de una reconstitución de una cierta  aventura colonial que marcaba el final del siglo XIX y los inicios del XX y que luego, como lo hemos constatado, mutó.

Un libro, en fin, que nos muestra lo mejor de un Vargas Llosa que pone de presente a través de un personaje del siglo XIX, los grandes temas de nuestro tiempo, a saber: la discriminación, la desigualdad, la globalización, la democracia y la noción de universalismo de los derechos humanos.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Discurso de Mario Vargas Llosa en Estocolmo

Gran discurso de Vargas LLosa en Estocolmo. El escritor peruano manifiesta a través de sus palabras, su universalidad, su curiosidad, su amor y su disciplina por la cultura y por las letras. El discurso explica su recorrido como novelista, pensador y ensayista a través de 50 años de letras. Su testimonio agradecido a Francia y a sus filósofos, novelistas, historiadores y pensadores es un homenaje a un idioma y un pensamiento que supo hacer la sintesis de la cultura occidental. Su homenaje a España y Perú se materializó con su oda al idioma español. 

Un Vargas Llosa que vuelve y nos recuerda que la literatura es la puerta de escape para complementar la cortedad de nuestro mundo, la limitación de nuestro tiempo y la angustia  de una vida que con la literarura se vuelve muchas.

Como dijo Vargas Llosa en una parte de su texto: 

"Seríamos peores de lo que somos sin los buenos libros que leímos, más conformistas, menos inquietos e insumisos y el espíritu crítico, motor del progreso, ni siquiera existiría. Igual que escribir, leer es protestar contra las insuficiencias de la vida. Quien busca en la ficción lo que no tiene, dice, sin necesidad de decirlo, ni siquiera saberlo, que la vida tal como es no basta para colmar nuestra sed de absoluto, fundamento de la condición humana, y qu debería ser mejor. Inventamos las ficciones para poder vivir de alguna manera las muchas vidas que quisiéramos tener cuando apenas disponemos de una sola"

Acá el gran discurso:









domingo, 5 de diciembre de 2010

Comentario sobre el Libro: Cartas de Batalla de Hernándo Valencia Villa (1987)

El libro  "Cartas de Batalla" de Hernándo Valencia Villa escrito en el año 1987 plantea una interesante reflexión sobre los orígenes de nuestro constitucionalismo. A pesar que desde ese año hasta hoy se han producido una multiplicidad de cambios institucionales- la elaboración de la Constitución de 1991- y una gran variedad de estudios históricos que han renovado las precursoras posturas de Valencia Villa, el texto es sorprendente tanto por razones formales como materiales.

1. Existe una hipótesis en su introtroducción que se intenta probar en parte del texto. Para el autor, el trabajo pretende determinar cómo se presentó y se configuró el debate constitucional en Colombia desde la Constitución de Cundinamarca de 1811 hasta la Constitución de 1886, pasando por sus principales reformas.  Todo este análisis lo conduce hasta 1985. Esta forma de abordar el estudio, implica una importante reflexión sobre nuestro proceso constitucional, previo a la Constitución de 1991.

2. Valencia Villa plantea que ha existido un fetichismo jurídico a lo largo de la historia de Colombia que ha permitido pensar que la elaboración a granel de normas, permite modernizar y desarrollar el país. Esta visión permitte de forma errada plantear una suerte de refundación permanente del país a través de nuevas normas, de nuevas políticas impuestas por nuevos nombres.

3.  Valencia Villa  explica como las reformas constitucionales y legales permitieron pacificar el institucionalismo colombiano- dos partidos repartiéndose el poder-, impidiéndo que fuerzas ajenas a los partidos participaran en el debate político, conduciéndo  a la configuración de grupos al margen de la ley y de excluído en la Colombia de los años 50 y 60 del siglo XX.

4. El autor pone de presente que uno de los reductos para confrontar el reformismo constitucional que justifica un presunto "desarrollo" es la acción pública de inconstitucionalidad que se convirtió al decir de Bickel y Ely en un mecanismo contramayoritario en favor del pueblo.

Un libro que nos lleva a pensar que solo a través de la construcción de modelos propios es posible pensar en la concepción de un Estado hecho a nuestras anchas, sin caer en la formulación de recetas, que han permitido concebir el mundo jurídico ropajes uniformes para sociedades disimiles. Un análisis, en fin, que permite entender la formación de nuestro república como un proyecto en el cual se buscó por parte de Bolívar "construir el Estado antes de la Nación y sin la nación y luego extraer la nación del Estado. Esto, a su vez, debía hacerse a través dl discurso normativo, de acuerdo al legado de Santander" p. 171

Una manera de entender nuestro reformismo constitucional que al decir de Valencia Villa:

" (...) puede ser visto en la Colombia de hoy- 1987- como una metodología válida para hacer el cambio social por medios civilizados. En la práctica, sin embargo, esta incansable apelación al cielo, al cielo de las constituciones, debe ser cuestionada y desaconcejada hasta tanto opere como una herramienta para simular la participación y el desarrollo y preservar en realidad un régimen minoritario que habla y escribe el mejor discurso legal de la tierra. Por ahora, el último refugio de la democracia es el guardián de la constitución, una institución no electiva y políticamente irresponsable que en cualquier caso ha contribuido más que ninguna otra autoridad a la crítica y limitación de los poderes discrecionales del legislativo y del ejecutivo" p. 167.