miércoles, 26 de marzo de 2014

Audiencia en la Corte Suprema de Justicia para magistratura en la Corte Constitucional


Estas fueron las palabras con las que concluí mi alocución el día de ayer en la CSJ:

Represento la visión del jurista que pretende darle un nuevo aire a nuestra Corte Constitucional. La Corte Constitucional necesita nuevas miradas, que entienden el porvenir del país, pero siempre teniendo presente y no dejando al desgaire nuestra historia. Representó una visión académica y pragmática de un país que pide la oportunidad en esta ocasión para el mérito y el esfuerzo, lejos de cualquier otra mirada. Creo que el derecho constitucional no solamente debe pensarse de forma kantiana tomando en cuenta lo declarado, sino que debemos tener en la mira que el derecho al decir de Hegel es el reino de la libertad realizada. Nuestra constitución debe estar marcada en una concepción de valores compartidos y no en posturas harto artificiosas y marcadas por un individualismo rampante.

Entiendo que el derecho no es algorítmico por lo que no se pueden lograr respuestas correctas todo el tiempo. Creo, sin embargo, que el derecho aplicado con fundamento en valores de honestidad, la lealtad, la austeridad, y la imparcialidad, tiene un contenido de corrección del cual no cabe duda.

Mi maestro el Dr Fernando Hinestrosa, siendo un joven magistrado de la sala civil de esta corte indicó en la sentencia del 17 de mayo de 1968 que “La jurisprudencia tiene una misión que rebasa los marcos de la gramática y de la indagación histórica: el de lograr que el derecho viva, se remoce y se ponga a tono con la mentalidad y las urgencias del presente, por encima de la inmovilidad de los textos, que no han de tomarse para obstaculizar el progreso, sino ponerse a su servicio, permitiendo así una evolución jurídica sosegada y firme, a todas luces provechosa”. Ofrezco esa visión para la Corte constitucional.

Por último quisiera agradecer el tiempo que de forma deferente me han concedido y  hacer mías las palabras que el brillante magistrado de esta Corte Suprema de Justicia, inmolado en la toma de este palacio, Dr. Manuel Gaona Cruz, dijo sobre  la función del juez constitucional: “ Lo que la Carta le pide a la Corte es que le haga el Corte a los que violan la Carta. Lo que la Carta no le pide a la Corte es que le haga la Corte a los que violan la Carta”.